• Educación institucional y regular desde Pre-escolar hasta Bachillerato, incluyendo Educación Técnica en algunos de ellos, a niñas y niños de escasos recursos económicos.
  • Servicio Odontológico diario.
  • Jornada médicas.
  • Programas de Superación personal para madres.
  • Ropero escolar.
  • Atención familiar: charlas, orientación psicológica, talleres.
  • Formación religiosa.
  • Programas preventivos contra la droga y alcohol.
  • Práctica de deportes, tales como: fútbol, béisbol, volleyball, basketball, atletismo, kickinball y gimnasia.